Infección de Oído

Una infección de oído, también conocida como otitis media aguda, es muy a menudo una infección bacteriana o viral que afecta el oído medio, el espacio lleno de aire detrás del tímpano que contiene los pequeños huesos de vibración de la oreja. Los niños son más propensos que los adultos a tener infecciones del oído.

Las infecciones del oído con frecuencia son dolorosas debido a la inflamación y la acumulación de fluidos en el oído medio.

Debido a que las infecciones del oído a menudo se resuelven por sí mismo, el tratamiento puede comenzar con el manejo del dolor y el seguimiento del fenómeno. La infección del oído en los lactantes y los casos graves, en general, a menudo requieren medicamentos antibióticos. Los problemas a largo plazo relacionados con infecciones del oído pueden causar problemas de audición y otras complicaciones graves.

¿Cuáles son los síntomas de una infección de oídos?


Los signos y síntomas en los adultos son:

  • Dolor de oído
  • Drenaje de líquido del oído
  • Audición disminuida

¿Cuándo consultar a un médico?


Los signos y síntomas de una infección de oído pueden indicar una serie de condiciones. Es importante obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento oportuno. Un adulto con dolor de oído debe ver a un médico tan pronto como sea posible. Llame a su médico si:

  • Los síntomas duran más de un día
  • El dolor de oído es severo
  • Observa una descarga de líquido, pus o secreción con sangre del oído
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información