Gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la gripe que infectan la nariz, la garganta y los pulmones. Puede causar enfermedad leve o grave, y en ocasiones puede conducir a la muerte. La mejor manera de prevenir la gripe es vacuná ndose.

Síntomas de la gripe.


Las personas que tienen la gripe a menudo sienten una serie de síntomas que es importante reconocer para iniciar cuanto antes el tratamiento. Los signos de la gripe abarcan sensación febril o escalofríos, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares, dolores de cabeza, fatiga o cansancio desmedido...  Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en niños que en adultos.

¿Cómo se propaga la gripe?


La mayoría de los expertos creen que el virus de la gripe se propagan principalmente a través de gotitas cuando la gente con gripe tose, estornuda o habla. Estas gotas pueden aterrizar en la boca o la nariz de las personas que están cerca. Con menos frecuencia, una persona también puede contraer la gripe al tocar una superficie u objeto que tiene el virus de la gripe y luego tocarse la propia boca, los ojos o, posiblemente, su nariz.

Periodo de contagio de la gripe.


Es común transmitir la gripe a otra persona antes de saber incluso que está enfermo, así como mientras está enfermo. La mayoría de los adultos sanos pueden infectar a otras personas un día antes de desarrollar síntomas y hasta cinco a siete días después de enfermarse. Algunas personas, especialmente los niños pequeños y las personas con sistemas inmunitarios debilitados, podrían ser capaces de infectar a otros durante mucho más tiempo.

¿Es grave la gripe?


La gripe es impredecible y su gravedad puede variar mucho de una temporada a otra, dependiendo de muchos factores, incluyendo: lo que el virus propaga, si la vacuna está disponible, cuántas personas están vacunadas, hasta el nivel de efectividad de la  misma.

Ciertas personas están en mayor riesgo de sufrir complicaciones graves si contraen la gripe. Esto incluye a las personas mayores, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas condiciones de salud (como asma, diabetes o enfermedades del corazón).

Las complicaciones de la gripe pueden incluir neumonía bacteriana, infecciones del oído, sinusitis, deshidratación y empeoramiento de enfermedades crónicas, como insuficiencia cardíaca congestiva, asma o diabetes.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información