Densitometría

¿Qué es la densitometría?  La densitometría ósea o también llamada absorciometría de rayos X es un tipo de estudio que se utiliza principalmente para conocer la pérdida ósea de un paciente. A través de los rayos X es posible tener unos datos concretos con los cuales el médico especialista podrá dar un diagnóstico claro sobre la dolencia en el cuerpo.  Se trata de un tratamiento no invasivo. 

Antes de una densitometría  El día que tenga cita para realizarse una densitometría deberá alimentarse de forma normal pero sin ingerir ningún tipo de suplemento de calcio durante las 24 horas previas al examen.

A la cita, deberá acudir con ropa cómoda y prendas que no tengan ningún tipo de cremalleras, cinturones o botones de metal ya que en algunos casos se le puede solicitar que se quite parte de la ropa y ofrécele una bata durante el examen. 

Cuando la densitometría sea para la cadera o para la columna, el paciente se va a recostar en una mesa alcochonada. La máquina de rayos X pasará por la parte de arriba y debajo de la mesa. 

Cuando se trata de una densitometría para la columna, las piernas deben estar apoyadas en una caja acolchada. Durante el estudio el paciente debe estar inmóvil y en algunos casos puede que el técnico le solicite que contenga la respiración por unos segundos. 

En el procedimiento, la máquina enviará un haz delgado de rayos X con picos de energía distintos en los huesos que serán examinados. Uno de estos rayos será absorbido por un tejido blando y el otro por el tejido óseo. El software especial se encargará de guardar todas las imágenes a través de las cuales el médico podrá visualizar y obtener datos posteriormente.

Clasificación:  Existen dos tipos de equipos para realizar una densitometría.  Por un lado están los dispositivos centrales que son especialmente recomendados para cuando es necesario medir la densidad ósea de la cadera o columnas. Se trata de una mesa grande en donde se encuentra un aparato de rayos X en la parte superior e inferior. 

El otro tipo de dispositivo es un dispositivo de densitometría periférico que es utilizado para la muñeca, talón o dedo. En este caso, se pueden encontrar estos dispositivos en farmacias o unidades móviles ya que es un dispositivo de tamaño muy pequeño. 

¿Para qué sirve la densitometría?  Un estudio de densitometría es muy útil para diagnosticar patologías como la osteoporosis o también para conocer el riego que tiene una persona de desarrollar posibles fracturas en el futuro. Generalmente se le envían a mujeres en la post- menopausia, hombre con enfermedades clínicas que tengan que ver con la pérdida ósea, pacientes con diabetes del tipo 1, con hiper o hipotiroidismo y aquellos que hayan tenido algún tipo de fractura.   cuesta y el precio real de una densitometría en tu ciudad.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información