Otitis de repetición

La otitis de repetición se produce cuando hay una infección en el oído que hace que haya un dolor e irritabilidad general. Esto causa dolor haciendo que en la mayoría de los casos, la infección se repita continuamente, con lo cual hay que seguir un tratamiento para evitarla al completo.

¿Cuáles son las causas de la otitis de repetición?

Una de las causas fundamentales de la otitis de repetición es debido a bacterias como lo son la neumococo, el haemophilus, la estreptococo y moraxella catarrhalis, entre muchas más. En otros casos, la otitis por repetición aparece como consecuencia secundaria de otras patologías o virus que producen infecciones en las vías respiratorias haciendo que finalmente haya infección en los oídos.
En el momento en que la trompa de Eustaquio se bloquea, ésta genera un tipo de líquido que se va acumulando en el oído medio lo que hace que las bacterias queden atrapadas y por ende, que se multipliquen llevando así a una infección.
 
¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

Cuando se note que el niño está sufriendo de dolores en el oído, que tiene fiebre y llora constantemente, entonces es momento de visitar a un especialista para que lo evalúe y pueda dar un diagnóstico.
Si además de eso, observas que existe una tumefacción dolorosa detrás del pabellón auricular, entonces debes consultar de urgencia con un especialista.
El médico pediatra se encargará de hacer una exploración física prestando especial atención a los oídos con su aparatología correspondiente. Si lo desea, puede también enviar pruebas complementarias con el fin de obtener datos más precisos para hacer un diagnóstico certero.

Posibles tratamientos de la Otitis de Repetición.

Dependiendo del tipo de otitis que se sufra se aplicará un tipo de tratamiento u otro. En primer lugar, lo más frecuente es el envío de antibióticos con el fin de quitar esa obstrucción y que se puedan eliminar por completo las bacterias. También se recomienda el uso de paracetamol con el fin de calmar el dolor que sufren los niños en esos momentos.

En caso de que los antibióticos no den su función o los resultados esperados, entonces, se podría recomendar la colocación de unos “tubos de ventilación” o drenajes, que harán que se pueda tomar baños y hacer natación sin el uso de tapones adicionales. Este tipo de práctica se realiza con anestesia general realizando una pequeña incisión en el tímpano.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información