Onicomicosis

La Onicomicosis, más conocida por Hongos en las uñas, es una enfermedad fúngica de las uñas, cuyos síntomas principales son la decoloración y la deformación de las uñas. Es causada por hongos como los dermatofitos, levaduras o mohos. Si se trata con constancia, por lo general se puede curar por completo incluso si ha sido una infección prolongada. Si no se trata comete el riesgo de que empeore y se convierta en una alteración crónica.

Por lo general, esta enfermedad fúngica se inicia en el dedo gordo del pie. Si se trata rápidamente, queda limitada a estos. Si no se trata puede que se extienda progresivamente a lo largo de todas las uñas.

¿Cuáles son sus síntomas?


En general, tanto los pies como las uñas, pueden verse afectadas por hongos. En la uñas, los hongos se produce con más probabilidad. Los médicos atribuyen esto al hecho de que los pies están más expuestos que las manos a un ambiente húmedo. Los hongos necesitan un entorno en el proliferan sin obstáculos (como en la sudoración de los pies que aparece en los zapatos al caminar). El dedo gordo del pie es con frecuencia más afectado que los demás. En los casos más raros se ven afectadas todas las uñas de los pies.

Los primeros síntomas de hongos en las uñas muestra una infestación normalmente en el borde de la uña. Si los hongos en las uñas son causados por levaduras o mohos, los primeros síntomas de hongos se muestran en el centro de la uña o la pared de uñas. Los hongos penetran en el estrato córneo y se alimentan de su principal componente, la queratina. Durante un par de semanas, el hongo de la uña se extiende más allá y, finalmente, provoca un cambio de toda la uña.
 

¿Cuáles son las causas de los hongos en las uñas?


El hongo es causado principalmente por tres especies de hongos: los hongos filamentosos (dermatofitos), los hongos comunes y las levaduras. Entorno al 90% de todas las infecciones de hongos en las uñas son hongos filamentosos, especialmente del género Trichophyton rubrum. Estos pueden invadir cualquier parte callosas del cuerpo (piel, uñas y cabello). Los hongos se alimentan allí de la queratina que se encuentra piel.

¿Son contagiosos hongos en las uñas?


El hongo de la uña es causada por esporas fúngicas en la piel. Las esporas son partículas microscópicas de hongos que pueden sobrevivir durante largo tiempo. La transmisión más común es entre personas. Además, las esporas de hongos también pueden ser transmitidas por objetos que contaminan a los seres humanos. Estos incluyen, por ejemplo, toallas, alfombras de baño, utensilios de higiene, el suelo o las camas.

En algunos lugares, el riesgo de infectarse con hongos es particularmente alto, por ejemplo en espacios públicos como vestuarios, duchas comunitarias, baños públicos, saunas o gimnasios. A menudo se encuentran hongos que circula dentro de una familia, ya que en el se suele caminar descalzo por la casa y se utilizan los mismos productos de higiene

Sin embargo, no todo el mundo es igualmente susceptibles a contraer hongos. Hay varios factores que favorecen la infección por hongos en las uñas. Los hongos crecen preferentemente en lugares cálidos y húmedos como por ejemplo, los pies sudorosos. El calzado que no cuenta con filtro de ventilación y no expulsa el calor y la humedad, puede llegar a crear un calor y una acumulación de humedad que facilite enormemente la infección. El calzado demasiado apretado también puede causar pequeñas lesiones en los pies, así como facilitar la penetración de los hongos en las uñas.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información