Podología en Barcelona

La podología es la rama de la medicina que es capaz de diagnosticar enfermedades y alteraciones provenientes del pie y tobillo. Es el podólogo, el responsable de observar y detectar cualquier tipo de inconvenientes que surja en estas partes del cuerpo. Dentro de la podología, podemos encontrar distintas áreas de interés, como lo son la Podología Deportiva, que se dedica al estudio y tratamiento de lesiones principalmente provocadas por la actividad deportiva; la Podología Geriátrica, que es el área tiene que ver fundamentalmente con los tratamientos en pacientes de edad de geriatría; la Podología Laboral, una especialidad que estudia las patologías causadas por las actividades laborales; la Ortopodología, que hace uso de prótesis, silicona o avances tecnológicos para corregir o mejorar cuestiones del pie del paciente; la Biomecánica del pie que a través de estudios informa´ticos con sensores o presiones y otro tipo de pruebas determina la dinámica propia y diagnóstico de patologías; la Quiropodología, encargada de quitar las durezas, callosidades o úlceras del propio paciente; la Cirugía Podológica, un tratamiento de partes blandas que trata quistes, verrugas o uñas encargadas; la Podología Reumática, dedicada a los problemas de reuma de los pies del paciente y la Podología Pediátrica área en la que se estudia el pie del paciente en edad infantil. Todas estas áreas llevadas adelante por el Podólogo necesitan de pruebas complementarias para determinar y detectar el tipo de patología que el paciente está sufriendo en ese momento. Antes de poder hacer ello, una Consulta con un Podólogo es el primer paso para conocer los pasos a seguir. Generalmente lo primero que se va a pedir es un Tratamiento e Higiene de las afecciones del pie, para que las complicaciones que existen actualmente no vayan a mayores. Como se indicó anteriormente, cuando se necesita conocer en mayor profundidad cómo se encuentra el pie de la persona y el tipo de pisada que se tiene, se necesitarán estudios complementarios como lo es la Biomecánica de la marcha, que a través de un registro en las presiones plantares y de sensores será capaz de detectar alteraciones en la mecánica y postura general del pie. Algunas veces, este estudio se realiza con Plantillas especiales obteniendo así resultados más que eficaces. En estos casos, muchas veces, cuando hay problemas en la pisada de la persona, se determinar que lo mejor es el uso de plantillas especiales. Un tipo de plantillas podrían ser las Plantillas Blandas o Semirrígidas. Se tratan de plantillas personalizadas y que dependiendo de la patología que se sufra será mejor usar unas u otras. Por ejemplo, para las personas que sufren de diabetes o fascitis plantar lo mejor son las plantillas blandas, mientras que si se debe corregir el pie y la distribución de recarga sobre cada uno de ellos, lo ideal son las plantillas semirrígidas.  Para los niños, también existen Plantillas Infantiles con las mismas características que las de adultos. En SmartSalus seleccionamos distintos planes junto a profesionales de gran calidad y experiencia en Barcelona.  Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información