Gammagrafía en Barcelona

La Gammagrafía, es una prueba de imagen, que resulta sumamente eficaz para diagnosticar determinados tipos de enfermedades que tienen que ver principalmente con patologías del aparato endocrino, óseo, respiratorio y renal. Para la realización de dicha prueba clínica, se hace necesaria la administración de un radiofármaco, el cual será capaz de señalar cuáles son las partes afectadas del cuerpo que se van a estudiar. Los radiofármacos son un tipo de moléculas que tienen la capacidad de unirse a células muy específicas. Este tipo de células pueden ser inflamatorias, cancerígenas o de otro tipo. Hay un radiofármaco específico para cada tipo de gammagrafía, que dependerá del órgano que se va a estudiar.

La molécula de los radiofármacos está adherida a un isótopo radioactivo que va a emitir energía y será detectable por cámaras de radiación. 

La Gammagrafía es una técnica de imagen más antiguas, aunque en los últimos años, gracias a las nuevas tecnologías, se ha mejorado el proceso y los equipos con los que se realiza obteniendo mayor información y haciendo que sea más sencillo todo para el paciente.

Dependiendo de la zona a estudiar se realizará un tipo de Gammagrafía u otro. Por ejemplo, si se desea observar cómo se encuentran la circulación de los vasos sanguíneos en los pulmones y evaluar la función pulmonar de personas que padecen alguna enfermedad allí, una Gammagrafía Pulmonar sería el estudio indicado. En este caso, existen dos tipos de gammagrafía, la de perfusión que es a través de la inyección del radiofármaco o de ventilación donde se le coloca una máscara al paciente que inhala y recibe una sustancia durante el período que dura la prueba.

Cuando los problemas son de infección en los huesos, o se padece la enfermedad ósea metastásica, una Gammagrafía Ósea, daría los datos necesarios para conocer el estado actual de los huesos.

Generalmente, este tipo de pruebas tiene una duración de unos 30 minutos, y en algunos casos se hace necesario esperar unas horas luego de la administración de la sustancia radiactiva. Para realizar una Gammagrafía, siempre es necesaria la prescripción previa por parte de un profesional médico que necesite esa información para analizarla y dar un diagnóstico más certero.

Quienes sufren de problemas en el corazón y deban estudiar la circulación del mismo, la Gammagrafía Cardíaca, dará la información a través de un ejercicio físico controlado.

Para problemas urinarios, la prueba sería una Gammagrafía Isotópica donde se introducirá un trazador radioactiva en la vejiga capaz de dar información sobre cómo se encuentra el reflujo vesicoureteral  u otros trastornos presentes.

Las gammagrafía también pueden dar información oftalmológica, tal y como sucede con la Gammagrafía Dacriocistogammagrafía, que estudia la glándula lacrimal observando los tipos de conductos que transportan las lágrimas de un lugar a otro del ojo hasta la nariz.

Una vez finalizada la Gammagrafía, sin importar en qué zona del cuerpo se haya hecho, no necesita de ningún tipo de atención especial.

En SmartSalus tenemos distintos planes para la prueba de  Gammagrafía en centros especializados en Barcelona.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información