Pediatría en Madrid

La pediatría es la especialidad de la medicina que tiene como función principal diagnosticar, prevenir y tratar todas las enfermedades generales de los más pequeños. Los pediatras, los profesionales encargados de ello tratan a bebés desde su nacimiento hasta la etapa de los 18 años, con lo cual, pasan por todas las fases de crecimiento de una persona desde su nacimiento hasta su etapa adolescente.

Es por ello que los pediatras deben recibir todo tipo de formación para poder detectar distintas anomalías sin importar la edad del paciente. Durante una consulta con un pediatra, el profesional explora todo el cuerpo del niño para controlar que esté todo perfecto. Al comienzo, es necesario realizar consultas periódicas con el fin de controlar el desarrollo del bebé y que el crecimiento se está dando de forma natural.

Debido a que el pediatra es una figura que está presente durante todo este tiempo se genera una relación bastante estrecha entre los padres, el paciente y el médico especialista, aunque cuando se acude por primera vez a una consulta con un pediatra nuevo, lo mejor es llevar la historia clínica para que conozca de primera mano el avance y desarrollo del niño. Si por algún motivo, se desarrolla alguna anomalía, puede que se lo deriva a una consulta con un pediatra especialista para tratar la patología adecuadamente.


Los pediatras también están dentro de los médicos que se encuentran en las urgencias a los que se puede acudir en caso de algún accidente o síntoma inusual que se encuentre en el niño.

Cuando se es bebé es difícil a veces detectar algunas anomalías ya que el bebé sólo se comunica a través del llanto, mientras que a medida que se va desarrollando el propio niño puede manifestar dolencias o tener reacciones que hagan necesario consultar con un pediatra.

Aunque no haya ningún síntoma en específico, siempre es bueno realizar una consulta con un pediatra para una revisión general donde se hagan estudios completos. Este estudio general incluirá exploraciones físicas, epirometría para conocer la capacidad de audición, así como también pulsiometría, otoscopia, oftalmoscopia, valoraciones de la agudeza visual del niño y nebulización de ultrasónicos y broncodilatadores en caso de que el profesional vea necesario. Con todo esto se hará un informe en donde se establecerá si el estado de salud del niño es el adecuado o si hace falta enviarle algún tipo de tratamiento específico. En algunos casos también se puede decidir derivar a otro médico especialista como puede ser un oftalmólogo pediátrico, odontólogo u otro profesional que ayude en combinación con el pediatra a mejorar la salud del niño.

En SmartSalus seleccionamos distintos planes de pediatría en Madrid para que puedas elegir aquel que se adapte mejor a las necesidades de tu hijo. Recuerda que todos los planes de SmartSalus son sin listas de espera.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información