Chequeos en Madrid

Los chequeos médicos son todas aquellas pruebas complementarias que se utilizan para conocer el estado de salud de una persona. Generalmente, un chequeo médico requiere de una exploración y de pruebas extras que dan datos concretos sobre cómo se encuentra el cuerpo de la persona. Para realizarse un chequeo médico no hace falta estar sufriendo ning ún tipo de síntoma o dolor, sino que se tratan fundamentalmente de pruebas de prevención que ayudan a que, si existe una patología tratarla cuanto antes, y si no existiera, seguir con la seguridad de que la salud está en correcto estado.

Los chequeos médicos pueden ser muy diversos. Podemos estar hablando de un chequeo médico general o de un chequeo médico particular. En el caso de un chequeo médico general, este puede ser llevado adelante por un médico de familia o un médico de medicina general. En ese chequeo completo, se realizará una exploración completa del cuerpo para detectar posibles problemas respiratorios, visuales o cardiovasculares. Se suele realizar un electrocardiograma, prueba diagnóstica que nos indica cómo se encuentra la actividad del corazón y una prueba de audición para saber cómo oye el paciente. Además, se envían análisis de sangre y orina en los que se podrán tener datos de hemograma completos y conocer qué tal se encuentra el colesterol y los distintos valores hormonales entre otros datos de interés para la salud general.  Los informes médicos en los chequeos generales se entregan a las 48 o 72 horas dependiendo de la clínica en la que se realicen. Algunas de estas clínicas incluso, permiten descargas los informes a través de internet con el uso del número del DNI del paciente.

Pero si el chequeo médico es de una parte del cuerpo específica como lo puede ser un chequeo ginecológico o mamario en el caso de las mujeres, la exploración y pruebas complementarias cambian rotundamente así como el médico que las realizarán. En este caso, se acudirá a un ginecólogo que será quien evalúe la historia clínica de la paciente haciendo una exploración completa, una citología, mamografía o ecografía si lo considera oportuno.

Generalmente, los chequeos médicos son recomendable hacerlos al menos una vez al año, aunque si ya se está en una franja de edad avanzada, la periocidad de los mismos debe ser con mayor frecuencia para asegurarse de que todo está correctamente.

Si anteriormente  sufrió de alguna patología y se ha realizado un tratamiento, es bueno volver al mismo médico especialista para que haga las pruebas complementarias y chequeos necesarios con el fin de conocer si todo está correctamente y el tratamiento funcionó a la perfección, ya que en muchos casos, hay patologías o enfermedades crónicas que no sabemos cuando pueden volver a despertarse, sobre todo en aquellas que no presentan ningún síntoma previo.

En SmartSalus, contamos con distintos planes de chequeo en Madrid que te permitirán acudir a clínicas de gran calidad para prevenir al máximo su salud.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información