Revisión ginecológica

Una revisión ginecológica es una consulta que se realiza con un ginecólogo con el fin de diagnosticar, prevenir y evaluar el estado de salud de los órganos femeninos en una paciente. Una vez que la mujer se comienza a desarrollar es importante hacer revisiones ginecológicas al menos una vez al año con el fin de prevenir posibles enfermedades o alteraciones de los órganos reproductores femeninos.

En algunos casos, cuando se sufre de alguna patología en concreto, una revisión ginecológica ayudará a conocer el estado y a aplicar un tratamiento en concreto.


Antes de una revisión ginecológica

No existen especificaciones concretas previas a una revisión ginecológica salvo que el propio ginecólogo solicite que ese día de la revisión ginecológica acuda de alguna forma especial o que realice algún tratamiento previo como la ingesta de una medicación específica.

Es bueno acudir con una falda para poder estar cómoda en el momento de la exploración.

Procedimiento

Durante la revisión ginecológica, el médico ginecólogo hará algunas preguntas para conocer y evaluar el estado actual de la paciente y conocer si en los últimos tiempos ha tenido algún tipo de molestia, dolor o alteración. También consultará sobre los períodos, si son regulares o no.

En caso de tener alguna prueba diagnóstica previa, es bueno llevarla ese día para que el ginecólogo pueda observarla. Una vez realizadas todas estas consultas, se pasará a la exploración, en donde el ginecólogo en la propia consulta realizará un examen físico general, un examen pélvico, y en los casos que lo requiere una citología, cultivo general, ecografía pélvicas e incluso biopsia si fuera necesario.

Para ello, se le pedirá a la paciente que se recueste en una camilla especial donde estará sentada y deberá colocar las piernas en unos apoyadores especiales con el fin de darle una mejor visión al ginecólogo para trabajar y explorar la zona.


Clasificación

La revisión ginecológica entra dentro de los tipos de pruebas de prevención de la salud. Una vez que la mujer se desarrolla y comienza con una vida sexual activa hace falta realizar estas revisiones con frecuencia mínima de una vez al año.

En cuanto a los tipos de revisiones ginecológicas podríamos diferencias aquellas que se tratan de una revisión general de prevención anuales, como aquellas que son parte de un tratamiento en donde se evalúa la evolución de la paciente en cada revisión ginecológica.


¿Para qué sirve una revisión ginecológica?

Una revisión ginecológica sirve fundamentalmente para obtener un diagnóstico claro de cómo se encuentra el aparato reproductor de la mujer. Es fundamental para prevenir enfermedades y debe realizarse al menos una vez al año, ya que hay muchas patologías que no demuestran ningún síntoma previo.



En SmartSalus ofrecemos una gran amplia de servicios médicos de asistencia sanitaria asequibles y de gran calidad. Ante cualquier duda sobre estos servicios puede ponerse en contacto con nosotros a través del formulario web, por correo electrónico a info@smartsalus.com o por teléfono al 900 90 70 59.

Conozca cuánto cuesta y el precio real de una revisión ginecológica en su ciudad

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información