Retraso puberal

El retraso puberal es lo que sucede cuando el niño se desarrolla físicamente de forma tardía frente a los parámetros medios de desarrollo que se aceptan siendo en las niñas entre los 8 y 14 años y en los niños entre los 9 y 16 años. Cuando se transita esta edad sin ningún tipo de cambio físico, se está sufriendo de retraso puberal.

¿Cuáles son las causas del retraso puberal?

Una de las causas del retraso puberal se debe a temas hereditarios o genéticos. Si su madre, padre o parientes más cercanos también sufrieron de este retraso entonces se le llama un retraso constitucional, que no requiere de tratamiento ya que sucederá más adelante con el paso del tiempo.

Otra de las causas del retraso puberal puede ser como consecuencia de otro tipo de patologías con enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades renales, fibrosis, asma entre otros que hacen que el cuerpo crezca más lento y que por ende se retrase la pubertad.

Los hábitos alimenticios también son un indicio de ello, ya que un niño con problemas de nutrición tendrá un retraso puberal lógico al no tener los nutrientes necesarios para ello. Dentro de estos hábitos alimenticios entran los trastornos como la bulimia o la anorexia.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

En el momento en que se observa que el niño no se está desarrollando con normalidad y que vive su pre-adolescencia sin ningún tipo de cambio físico notorio como lo puede ser la aparición de vello en el pubis, en las axilas o en la cara en el caso de los niños, que su estatura sigue igual y que no hay un cambio en sus aparatos reproductores o en los pechos en el caso de las niñas, entonces será conveniente visitar a un especialista pediatra para comprobar si hay o no hay un retraso puberal.

El médico pediatra hará una exploración física así como también distintas preguntas sobre su salud, sobre la familia general constatando de si se trata de algo hereditario entre otras preguntas. Para un mejor diagnóstico puede hacer envío de un examen de sangre en donde podrá comprobar datos como la tiroides, los cromosomas, la glándula pituitaria entre otros.

Posibles tratamientos del Retraso Puberal en niños.

 Cuando se haya comprobado que realmente hay un retraso puberal, entonces se le puede derivar a un endocrino pediátrico que se encargará de aplicar un tratamiento adecuado según cada uno de los casos.

Un posible tratamiento es el envío de hormonas para que esos cambios de la pubertad se den en el momento concreto. Suelen ser tratamientos de unos meses que posteriormente se seguirán con las propias hormonas que genere el niño.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información