Radiografia Torax

Una radiografía de tórax es un tipo de estudio de prueba diagnóstica a través del cual es posible obtener una imagen del corazón, los pulmones, las vías respiratorias, los vasos sanguíneos, huesos de la columna y el tórax en general. Se trata de un tipo de examen no invasivo que ayudará a los médicos a dar un diagnóstico mucho más claros de las posibles alteraciones que se encuentren en esa zona. Es una prueba muy común y muy utilizada también como parte de las pruebas pre-operatorias en cualquier tipo de cirugía.

Antes de una radiografía de tórax

La realización de una radiografía de tórax no requiere una preparación especial, simplemente el día de acudir a la cita, se debe hacer con ropa cómoda ya que se le pedirá que se quite la parte superior de la ropa o en algunos casos todas las prendas colocándose una bata. No hay que asistir con joyas, lentes, objetos de metal o dentaduras removibles.

Procedimiento



Cuando se llega a la sala de rayos X, el tecnólogo le indicará que se ponga de pie delante del equipo que registrará las imágenes. Al comienzo le hará una imagen por la parte de la espalda para luego pasar a la parte lateral del cuerpo y así tener otro tipo de registro. En todos los casos, el paciente debe tener las manos en la cadera para que no interfieran con la imagen.

Las radiografías de tórax no suelen tardar más de 15 minutos y sus resultados podrían estar en horas o al día siguiente dependiendo de cada centro.

Clasificación

Las radiografías de tórax forman parte de las pruebas diagnósticas más importantes de todas. Su registro es igual para todo tipo de pacientes, lo único que puede llegar a cambiar es que si el paciente no puede estar de pie, se le pida que se recueste en una cama especial dentro de la sala de rayos X.

El equipo utilizado para las radiografías de tórax consiste en un tipo de aparato con forma de caja que está en la pared y que tiene una película especial en donde quedarán proyectadas las imágenes tomadas del paciente.


¿Para qué sirve una radiografía de tórax?

Una radiografía de tórax será útil para dar un diagnóstico claro sobre un tipo de patología, fundamentalmente para evaluar los pulmones, el corazón y toda la pared torácica. Generalmente es fundamental para diagnosticar problemáticas como la tos fuerte, lesión o dolor en el pecho, fiebre, neumonía, enfisema, cáncer de pulmón, acumulación de líquido en los pulmones entre otras.


En SmartSalus ofrecemos una gran amplia de servicios médicos de asistencia sanitaria asequibles y de gran calidad. Ante cualquier duda sobre estos servicios puede ponerse en contacto con nosotros a través del formulario web, por correo electrónico a info@smartsalus.com o por teléfono al 900 90 70 59.

Conozca cuánto cuesta y el precio real de una radiografía de tórax en su ciudad
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información