Neumonía aguda en niños

La neumonía es un tipo de patología que aparece cuando el niño tiene inflamada la zona del pulmón. Generalmente aparece en principio como un catarro o similar pero con el paso del tiempo se va agravando comprometiendo al máximo las vías respiratorias y haciendo que el pequeño tenga dificultades serias para respirar.

¿Cuáles son las causas de la neumonía aguda?

La gran causa de la neumonía aguda suele ser debido a bacterias o virus, siendo la bacteria llamada neumococo la más frecuente en este tipo de infecciones. En cuanto a los virus, el que más problemas de neumonía aguda ha causado es el llamado virus respiratorio sincitial entre los bebés y los adenovirus y rinovirus entre los niños más mayores.
En un menor número, también hay casos de neumonía aguda que provienen de causas tóxicas por inhalación o por inmersión.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

Algunos de los síntomas más frecuentes de la neumonía aguda y por los cuales debe prestar atención para acudir a un especialista en pediatría son la tos, el dolor de tórax y principalmente las dificultades para respirar haciendo que sea menor el oxígeno que ingresa a los pulmones. Cuando aparecen casos de fiebre también puede ser otro síntoma de que la neumonía aguda se está haciendo presente con lo cual, se hace necesario visitar a un especialista que evalúe al menor y pueda dar un diagnóstico claro.

Posibles tratamientos de la Neumonía Aguda en niños.

Entre los posibles tratamientos para una neumonía aguda se encuentran el uso de nebulizadores que ayuden a quitar la obstrucción de los bronquios. Dependiendo de cada caso, el pediatra puede enviar también el uso de antibióticos que variará la dosis de acuerdo a la edad del pequeño.

Cuando se trate de un bebé menor de dos meses, se recomienda la hospitalización del mismo para tenerlo en observación ya que aún no tiene desarrollado todo su sistema inmunológico.

La hidratación en todos los casos es fundamental para que el niño no pierda nutrientes y no se derive en otro tipo de patologías. En los casos más graves o que luego de la aplicación de antibióticos no se note una mejoría entonces, será necesario hospitalizarlo para que esté bajo supervisión médica en todo momento.

Es importante que se pueda tener un ambiente limpio, en donde no haya contaminación en el aire. La nutrición también es la clave para que el niño pueda desarrollar las defensas adecuadas frente a estos virus y bacterias y no vuelva a sufrir un cuadro con estas características médicas.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información