Masas escrotales

Las masas escrotales son una serie de alteraciones en el contenido del escroto, la bolsa de piel que cuelga en la parte posterior del órgano sexual masculino. El escroto contiene los testículos y estructuras relacionadas que fabrican, mantienen y envían los espermatozoides y las hormonas sexuales masculinas.

Las masas escrotales puede ser el resultado de la acumulación de líquidos, la extensión anormal del tejido, o contenido normal del escroto que se ha hinchado, inflamado o endurecido.

Las masas escrotales deben estudiarse por un especialista, aunque no sienta dolor o si tiene otros síntomas. Las masas escrotales pueden ser causadas ​​por el cáncer u otra enfermedad que afecte la función de los testículos.

Se recomienda vigilar en casa todo el crecimiento de posibles anomalía así como asistir a s exámenes regulares para poder llegar a un diagnóstico precoz que facilite el tratamiento de las masas escrotales.

¿Cuáles son los síntomas de las masas escrotales?


Los síntomas de las masas escrotales varían dependiendo de la anormalidad. Los síntomas pueden incluir:

  • Bulto anormal
  • Dolor agudo
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Dolor de la ingle, el abdomen o la espalda baja
  • Hinchazón testicular o endurecido
  • Epidídimos hinchados o endurecidos
  • Hinchazón en el escroto
  • Enrojecimiento de la piel del escroto
  • Náuseas o vómitos

Si la causa de una masa escrotal es una infección, los síntomas también podrían ser:

  • Fiebre
  • Micción frecuente
  • Pus o sangre en la orina

¿Cuándo consultar al médico?


Acérquese al servicio de emergencias más cercano si se presenta un dolor repentino en el escroto. Algunos síntomas requieren tratamiento inmediato para evitar daños permanentes en los testículos.

Consulte a su médico si percibe algún bulto en el escroto, incluso si no es doloroso o sensible, o si se producen otros síntomas de una masa escrotal.

Algunas masas escrotales son más habituales en los pequeños. No dude en consultar a su médico si su hijo muestra síntomas de una masa escrotal. Si parece tener "desaparecido" un testículo, puede tratarse de un testículo no descendido o retráctil, lo que podría aumentar el riesgo de aparición de masas escrotales.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información