Infertilidad

Cuando nos referimos a infertilidad nos estamos refiriendo a la posibilidad de una pareja de tener un hijo y que la mujer quede embarazada. Dentro de la infertilidad podemos encontrar la infertilidad primaria, que se refiere a las parejas que no han podido lograr el embarazo luego de más de un año de relaciones sexuales sin ningún tipo de anticonceptivos  y por otro lado la infertilidad secundaria referida a aquellas parejas que sí lograron el embarazo anteriormente pero que ahora no logran tenerlo.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad?


Para la infertilidad se tienen que tomar en cuenta tanto los factores físicos como los factores emocionales, los cuales pueden ser muy diferentes en el hombre como en la mujer.

En el caso de la mujer, la infertilidad se puede hacer presente cuando el óvulo fecundado no puede seguir adelante una vez que se fija en la matriz del útero, cuando los óvulos no se pueden mover del ovario al útero o cuando los ovarios no pueden producir óvulos o tiene problemas para ello.
Los motivos por los cuales una mujer puede ser infertilidad son muy variados, pueden ser defectos hereditarios, neoplasias, desequilibrios hormonales, obesidad, edad avanzada, cáncer, trastornos de coagulación, diabetes, quistes, infección en la pelvis, trastornos autoimmunitarios, enfermedades en la tiroides entre otros.

En el caso del hombre, las causas de la infertilidad pueden ser por trastornos por el cáncer, consumo de drogas, desequilibrios hormonales, infección, obesidad, edad avanzada, tabaquismo, vasectomía, eyaculación retrógrada, impotencia, defectos congénitos o toxinas en el medioambiente entre otros los cuales llevarían a que la cantidad de espermatozoides disminuya, tengan defectos o estén bloqueados y no se puedan liberar.

¿Cuándo se debe acudir a un especialista?

Si como pareja están intentando que la mujer quede embarazada y tras varios intentos no se logra, lo mejor es acudir a un especialista para comprobar si existiera o no algún tipo de anomalía que lleve a presuponer una infertilidad por parte de alguno de los integrantes de la pareja.

Para ello, el médico especialista, enviará distintos tipos de pruebas y exámenes como por ejemplo pruebas de sangre, pruebas hormonales, ecografías de pelvis, análisis del semen, examen de testículos y pene, biopsias, histerosalpingografía, entre otras. Con ellas se podrá terminar cuál es la causa y si hay infertilidad aplicar un tratamiento para lograr el objetivo final.

Posibles tratamientos para la infertilidad.


Los tratamientos siempre dependerán del tipo de infertilidad que se tenga.

Por ejemplo, en algunos casos se puede optar por tratamientos de fertilidad general como es la fecundación in vitro o incluso la inseminación artificial.

Otros pacientes, dependiendo de su patología, se le podrían aplicar medicamentos o inyecciones con el fin de evitar esa infertilidad. En la mayoría de los casos, se recomienda a las parejas tener en cuenta el momento de la ovulación de la mujer y tener relaciones sexuales antes y durante la ovulación con el fin de ampliar las probabilidades de fecundación.

El estrés y las emociones también influyen en esta etapa, por eso en muchos centros existen grupos de apoyo para personas que sufren de infertilidad.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información