Fiv o Fecundación in Vitro

La fecundación in vitro o Fiv, es un tipo de técnica que se realiza en un laboratorio en donde se une el óvulo de una mujer con el espermatozoide de un hombre. Este tipo de tratamiento forma parte de la medicina llamada reproducción asistida en la cual con la ayuda de distintas técnicas la mujer puede quedar embarazada.  

¿Cuando hay que recurrir a la Fecundación in vitro?


La fecundación in vitro se aplica cuando la mujer ha tenido problemas para quedar embarazada por distintos motivos y el resto de técnicas más sencillas y menos costosas han fracasado.

Por otro lado, la fecundación in vitro también se utiliza cuando la mujer tiene una edad avanzada para quedar embarazada y no quiere poner en riesgo su salud, cuando hay una obstrucción o problema en las trompas de Falopio, cuando se sufre de endometriosis, o cuando existe una esterilidad de parte masculina que hace que que los espermatozoides no tengan la calidad suficiente como para llegar e ingresar al óvulo de la mujer.

¿Cuándo acudir a un especialista?

El momento de acudir a un especialista para la fecundación in vitro es cuando se sabe que se está teniendo problemas para lograr un embarazo de forma natural. Generalmente en ese momentos se acude a una clínica especializada en reproducción asistida, donde tras varios tipos de pruebas diagnósticas, cuando se descubre cuál es el factor que está fallando para la reproducción  natural, se toma como opción viable para lograr el embarazo la fecundación in vitro.

Cada caso es muy particular aunque las tazas de efectividad de la fecundación in vitro son muy altas y un número muy alto de mujeres logran su cometido luego de decidirse por este tratamiento.

¿Cúales son los pasos a seguir ?

Para la aplicación de la fecundación in vitro se deben seguir cinco pasos fundamentales con el fin de tener éxito en su aplicación.

En primer lugar, se le realiza a la mujer lo que se llama la superovulación, en donde se le administra unos medicamentos con el fin de que la producción de sus óvulos sea mayor a la que normalmente se realiza. Durante todo este proceso, se le realizarán distintos tipos de ecografías transvaginales con el fin de observar la evolución de esos óvulos.

Como segundo paso, llega el momento de extraer esos óvulos de su interior, para lo cual la paciente debe exponerse a una cirugía muy pequeña y ambulatoria en donde se introduce una aguja por la vagina y se extraen los óvulos.

Con los óvulos ya extraídos se pasa a una tercera etapa que se refiere a la propia inseminación y fecundación en donde se coloca en el laboratorio la muestra del espermatozoide ya obtenida previamente con el óvulo almacenándolos en una cámara controlada durante varias horas. En los casos en que la llegada del espermatozoide al óvulo sea muy baja, el médico puede inyectarlo directamente.

Posteriormente, se pasa al propio cultivo del embrión, durante unos días dependiendo cada caso, para finalmente llegar a la etapa de transferencia del embrión, en donde se vuelven a colocar en el útero de la mujer para que crezca en su interior normalmente finalizando así la fecundación in vitro.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información