Faringoamigdalitis

La faringoamigdalitis es un tipo de patología en la cual la faringe y las amígdalas se inflaman. Es de las infecciones más comunes dentro de los niños en edad escolar. Es importante que se diferencie una pequeña irritación o enrojecimiento de la zona frente a una faringoamigdalitis.

¿Cuáles son las causas de la Faringoamigdalitis?

Al tratarse de una patología infecciosa sus causas provienen del contagio de algún virus a través del aire o por contacto directo. Aunque es poco común, otra de las causas de la faringoamigdalitis es un tipo de bacteria llamada estreptococo.
El aire que respiramos suele estar contaminado, lo mismo los ambientes en donde estamos. Cuando hay personas que fuman o personas enfermas en un mismo ambiente que un niño, este puede terminar siendo contagiado con algún virus en concreto que le causaría en algunos casos una faringoamigdalitis.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

Dependiendo de si se contagia por una bacteria o por un virus se tendrá unos tipos de síntomas u otro que hay que estar pendiente. Por ejemplo, cuando la faringoamigdalitis es contagiada por un virus, entonces el niño comenzará a tener fiebre moderadamente, dolor de garganta y algunos ganglios en su cuello. Será en el momento en que se analice la garganta que se vea realmente el enrojecimiento de la misma.

En cuanto al contagio de faringoamigdalitis por una bacteria, se da mucho más rápido que la anterior, haciendo que haya una afección general con dolores de cabeza, vómitos, náuseas entre otros mostrando también placas en la parte de las amígdalas.
Cuando estos síntomas están presentes, es recomendable consultar con un especialista médico en pediatría que evaluará la garganta y podrá así dar un diagnóstico clara sobre ello para colocar un tratamiento. Para ello se ayudará de un cultivo de gérmenes de la garganta el que le dirá finalmente qué tipo de faringoamigdalitis se está padeciendo.


Posibles tratamientos de la Faringoamigdalitis.


Si la faringoamigdalitis es por virus, entonces en el tratamiento se administrarán medicamentos para bajar la fiebre y el dolor general. Será necesario hidratar adecuadamente al niño ya que puede que no tenga ganas de comer por unos días.

En los casos en que la faringoamigdalitis es por bacterias, entonces el tratamiento será con antibióticos, el cual debe finalizarse para que la patología no vuelva a aparecer.
Si por alguna razón el proceso de faringoamigdalitis se repite, entonces puede ser necesario que se le extirpen las amígdalas.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información