Desprendimiento de Retina

Es la segregación de la membrana interior del ojo sensible a la luz que resulta de la rotura de esta capa. Este tejido transparente que se encuentra en la zona posterior del globo ocular facilita la visión, gracias al enfoque de la córnea y el cristalino. La cavidad vítrea contiene el liquido que en el desprendimiento de retina, la traspasa y se acumula en la parte posterior produciendo distorsiones en la vista. Esta separación inhabilita el funcionamiento normal de la retina y puede llegar a provocar la pérdida total de la vista si no se trata a tiempo.

¿Cuáles son las causas del desprendimiento de retina?


Ocurre con frecuencia que este desgarro haya sido ocasionado por la perforación de la retina, lo que produce el traspaso del humor acuoso a otras cavidades del ojo y el desprendimiento de los tejidos que subyacen, proporcionando una apariencia parecida al de la burbuja de aire que se queda en un vinilo adhesivo. Esta situación puede darse después de un fuerte traumatismo en el ojo o una miopía severa. Haber tenido algún antecedente familiar aumenta también el riesgo de padecer esta dolencia.

Existe también otro tipo de desgarro llamado desprendimiento por tracción que padecen enfermos de diabetes que hayan sido intervenido anteriormente en cirugía de retina o que sufren inflamación habitual.

El desprendimiento de retina ocasiona una emanación de la sangre de los vasos sanguíneos cercanos a la retina, lo que genera una película en el interior del ojo que dificulta de manera parcial o total la visión.

¿Cuándo es conveniente visitar a un especialista?


Ésta es una de esas enfermedades cuyo diagnóstico debe darse de manera imprescindible y con rapidez, pues es la única manera de poder conservar la vista. Los primeros síntomas que pueden hacer saltar las alarmas para acudir cuanto antes a un especialista van desde destellos brillantes, visión emborronada, sombras hasta la pérdida de visión parcial.

¿Posibles tratamientos?


El tratamiento puede variar de unos pacientes a otros, dependiendo de la gravedad. En caso de que tan sólo se haya producido una rotura, se aplicará una intervención con láser. Si el desprendimiento es total, la cirugía ocular es la única manera de salvar esta situación, en cuyo caso se coloca una banda de silicona que junta las partes desprendidas del ojo.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información