Convulsiones en niños

Las convulsiones aparecen cuando el niño sufre de episodio de fiebre muy elevada. Se tratan de un trastorno neurológico que suele ser transitorios y se parece mucho a los episodios de epilepsia. ¿Cuáles son las causas de la convulsiones en la infancia? br>
La etapa en la que se dan la mayoría de las convulsiones en la infancia son entre los 9 meses y los 5 años. Suelen ocurrir durante las primeras 24 horas de la enfermedad y en esos momentos, el niño comienza a contraer todos los músculos de su cuerpo, a llorar y a pegar gemidos.
Generalmente también son consecuencias de otro tipo de enfermedades que esté sufriendo como infección en las vías respiratorias, problemas gastrointestinales, roséola, infecciones de oído entre otros.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

En el momento en que se vea algún tipo de síntoma particular se debe consultar con un especialista pediátrico al instante.  Si la convulsión dura varios minutos se debe llamar a urgencias.

Cuando la convulsión finaliza pronto, es el momento de trasladarlo al pediatra para que pueda verlo y así evitar una nueva convulsión al respecto.

Si el niño está teniendo confusiones, somnolencia, movimientos anormales, erupciones, temblores, náuseas o si el niño cae es porque está sufriendo o puede haber sufrido una convulsión ya que son síntomas que con frecuencia aparecen enseguida al momento de finalización de la misma.

El niño cuando tenga una convulsión comenzará a llorar, contraerá todos sus músculos y en algunos casos puede que se empiece a sacudir o se le corte la respiración.

El pediatra debe analizar el motivo de la convulsión para descartar otro tipo de patologías como pueden ser la epilepsia o la meningitis en aquellos casos en que sea la primera vez que aparece este síntoma.
Se le enviarán otro tipo de pruebas como puede ser una tomografía computarizada en la cabeza o una punción lumbar en algunos casos. Una vez que se tengan los resultados se establecerá un tratamiento si corresponde, sobre todo en los casos en que la convulsión haya durado 10 minutos o más tiempo.

Posibles tratamientos para las convulsiones en niños.

Es importante que cuando el niño esté con una convulsión y caiga se lo deje en el suelo y se lo mueva sólo en los casos en que esté cerca de un lugar peligroso. En ningún caso se deben detener los movimientos que realiza en la misma ni darle nada en la boca.  Lo fundamental durante esos casos será centrarse en bajarle la fiebre a través de un paracetamol o de paños fríos.

Es posible que el niño sufra más de una convulsión a lo largo de su vida hasta los cinco años, pero durante ella no hay nada que hacer más que prestar atención, atenderlo y llevarlo al médico especialista. En los casos en que es epilepsia, ésta se suele detectar luego de la primera crisis momento en el cual se aplicará el tratamiento correspondiente.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información