Celiaquía en la Infancia

La celiaquía es un tipo de enfermedad crónica que se da en la parte del intestino delgado. Se trata de una intolerancia general al gluten, un tipo de proteína que está presente en varios cereales como el trigo, la cebada la avena y el centeno. En este proceso hay una alteración clara autoinmune del intestino delgado que desencadena que no pueda digerir adecuadamente el gluten y por ende que se genere una lesión en el intestino delgado.

¿Cuáles son las causas de la celiaquía en la infancia?

Por norma general la causa de la celiaquía en la infancia son temas genéticos. Aún así, existen casos en los que el niño es más propenso a sufrir este tipo de patología como lo es cuando se sufre de alguna enfermedad como síndrome de Down, enfermedad de Addison, Síndrome de Sjögren, diabetes o similar.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

En el momento en que se observe algún tipo de síntoma o molestia como diarrea constante, dolores en la parte abdominal, irritabilidad, falta de energía o depresión se debe visitar a un especialista en pediatría con el fin de que pueda diagnosticar si el niño sufre de una enfermedad celiaquía o no.

También hay síntomas como puede ser la pérdida de peso o el retraso en el propio crecimiento. Los calambres musculares, erupciones en la piel, anemia, gases o cólicos renales son otro tipo de consecuencias a las que hay que prestar atención y actuar en consecuencia.

Para poder tener un diagnóstico claro el pediatra pasará a  hacer una exploración física y solicitar una biopsia intestinal donde se pueda observar si hay alguna lesión en el intestino delgado y así poder confirmar o no esta enfermedad. También pueden solicitarse analíticas o estudio de las heces dependiendo de cada caso.

Posibles tratamientos de la celiaquía en niños.

Una vez que se ha detectado que se sufre de celiaquía infantil, entonces se debe implementar una dieta libre de gluten para siempre, ya que es este el alimento que afecta y que a largo plazo puede llegar a generar diferentes conflictos. Cuando se elimina el gluten de la dieta diaria, las mejoras en el niño se verán al poco tiempo teniendo así un buen equilibrio y estado de salud físico. Aún así, es posible que pasen cerca de dos años hasta que el niño esté en un estado saludable desde el momento en que se le quita el gluten.

A partir de ese momento, es fundamental que se preste atención a todos los alimentos que se consumen ya que durante la elaboración puede haber distintos tipos de ingredientes como los conservantes o condimentos que sí hagan uso del gluten, con lo cual, debe observarse y seguir al pie la dieta si no se quiere sufrir consecuencias a futuro como podrían ser la infertilidad, anemia, fracturas entre otros.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información