Cefalea en la infancia

Las cefaleas son dolores que se dan en la cabeza, más específicamente en el cráneo. Es un síntoma que puede ser como consecuencia de otro tipo de patología y que en contadas ocasiones se puede transformar en un problema grave ya que su aparición y desaparició n suele se muy repentina y específica. Las cefaleas se pueden clasificar en migraña, tensionales o aquellas que son producida por alguna lesión en el sistema nevioso.

¿Cuáles son las causas de la cefalea en la infancia?

Las causas de la cefalea infantil son muy diversas. En muchas ocasiones se debe como consecuencia secundaria a otro tipo de patología como la otitis o meningitis.
En otros puede ser debido a un golpe o algún problema físico que esté sucediendo específicamente en su cerebro y que tenga que ve con patologías neurológicas.
Muchas veces también la causa de las cefaleas son cuestiones psicológicas como el estrés, la ansiedad o los miedos.
La falta de sueño y el agotamiento físico pueden llevar a sufrir de cefalea puntual.

¿Cuando es conveniente visitar a un especialista?

La visita a un especialista se debe dar cuando se nota que el niño además del propio dolor de cabeza tiene otro tipo de síntomas como lo son nauseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal o hipersensibilidad a la luz. En los casos en los que solo haya dolor de cabeza y este sea muy intenso o se tenga algún tipo de golpe en la cabeza se debe consultar de inmediato con un médico pediatra.

El médico pediatra revisará al niño con una exploración física y neurológica solicitando pruebas complementarias para descartar cualquier otro tipo de enfermedad. También se le puede solicitar a la familia que lleve un “diario de cefaleas” en donde se registren aquellos momentos en que aparecen los dolores o molestias. Esto será muy útil para conocer si la causa es de término psicológico o no.

Posibles tratamientos de la Cefaléa en niños.

Cuando se diagnostica de celafea en la infancia se le administrará un tipo de fármaco como puede se el paracetamol o un antiinfalmatorio para hacer que el dolor se vaya de inmediato. En algunos casos también se puede recomendar aplicar un tratamiento conductual como tratamiento preventivo en donde se le enseñe al niño a relajarse y a reducir el estrés, sobre todo en los casos en que su aparición es de índole psicológica.

Si la cefalea es crónica, se recurrirá entonces a fármacos más específicos como pueden ser los profilácticos entre otros.

Es importante que los responsables del niño puedan detectar junto con el pediatra la causa de estos dolores, ya que cuando se da por causas psicológicas, por ejercicios o por el tipo de dieta será necesario evitar exponer al niño a esas situaciones y cambia los hábitos para que las cefaleas no aparezcan.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información