Nefrología en Barcelona

La nefrología, es aquella especialidad que tiene como objetivo el estudio de los riñones y todas sus funciones. Es capaz de diagnosticar y prevenir infecciones de orina, enfermedades de cálculos de riñón, inflamación en el riñón, consecuencias en la función renal, insuficiencia renal crónica, tratamiento de diálisis, biopsia renal, piedras en el riñón, hematuria, infecciones en el tracto urinario, síndrome nefrítico, glomerulopatías entre otras.

El Nefrólogo es el profesional encargado de realizar los estudios y dar un diagnóstico claro. Para ello, debe contar con una formación muy amplia no solo en el aspecto específico de la nefrología sino también en otros campos como la cardiología, endocrinología, urología y todo lo perteneciente al aparato digestivo.

Debido a que la mayoría de las patologías renales son crónicas, el Nefrólogo se convierte en un aliado en el camino del paciente.

¿Qué diferencia hay entre Urología y Nefrología?

En un principio se puede llegar a confundir la Urología con la Nefrología, pero esto se evapora en el momento que se conoce que la Urología, es una especialidad quirúrgica, y que abarca las especialidades quirúrgicas que tienen que ver con el aparato genital masculino y los riñones. Es en la infección urinaria en donde la Nefrología y la Urología se solapan.

Cuando se nota que se está comenzando a sufrir problemas en los riñones, o se tiene alguno de los síntomas anteriormente mencionados, es el momento de Consultar con un Nefrólogo para que realice un diagnóstico claro con un informe y así se puedan hacer todas las pruebas complementarias que hagan falta con el fin de evitar una patología o en su defecto contrarrestar la que se está sufriendo.

Si es necesaria la realización de pruebas complementarias, estas, por lo general van dirigidas a la urea, creatinina, electrolitos o biometría hemática. Otro tipo de pruebas complementarias que también podría serle útil a un Nefrólogo son las biopsias renales, la exploración por ultrasonido, la tomografía axial computarizada, la gammagrafía o la resonancia magnética nuclear.

Una vez que se conoce la patología que se está sufriendo, es el momento en el que el Nefrólogo determina el tratamiento a seguir. Algunas de estas patologías son tratadas simplemente con fármacos como diuréticos, corticoide o inmunosupresores. Cuando las consecuencias renales son muy severas, entonces, se necesitará un tipo de terapia renal sustitutiva que en algunos casos puede llegar incluso al trasplante renal. Si se llega a esta situación, la cirugía, como bien se comentó anteriormente sería llevada adelante por un Urólogo. Aún así, el Nefrólogo se encargará del seguimiento y de las posibles consecuencias derivadas de la intervención quirúrgica.  Si la intervención no es posible, existen otras técnicas como la diálisis renal.

Para no llegar a este punto, una Consulta con un Nefrólogo, ayudaría a prevenir y diagnosticar lo antes posible las patologías en los riñones y todas sus funciones en general.

En SmartSalus creamos planes de Nefrología con los mejores profesionales de Barcelona para que puedas escoger el que más se adapte a Usted.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información