Agorafobia

Se trata de un tipo de trastorno de ansiedad en el que se padece a menudo miedo y necesidad de evitar lugares o situaciones que podrían causar pánico ya que hacen a uno mismo sentirse atrapado, indefenso o avergonzado. La agorafobia produce un miedo real o anticipado ya sea en transporte público o en espacios abiertos, estando de pie en una fila o en una multitud. Esto se debe al temor que produce una situación de la que no haya manera de escapar. La mayoría de las personas que tienen este desorden lo desarrollan después de tener uno o más ataques de pánico e intentan evitar el lugar donde ocurrió el anterior.

¿Qué causa la agorafobia?


No se conoce con exactitud qué causa la agorafobia, así como otros trastornos de pánico. Las áreas del cerebro que controlan la respuesta de miedo pueden desempeñar algún papel a este respecto, así como los genes o los factores ambientales.  Como ya se ha dicho la agorafobia a veces también se produce después de haber sufrido uno o más ataques de pánico por lo que se temen situaciones que potencialmente puedan conducir a ataques de pánico en el futuro.

¿Cuáles son sus síntomas?


La agorafobia puede manifestarse como una combinación de temores, sentimientos y síntomas corporales. Los afectados pueden llegar a  confinados en casa durante largos períodos de tiempo.
u llegar a experimentar sentimientos como desapego hacia los demás, indefensión, agitación, pérdida del control o la sensación de que el cuerpo y el espacio no fuesen reales.

Las personas con agorafobia pueden volverse dependientes de los demás y permanecer encerrados en casa durante largos períodos de tiempo.Además de estos síntomas, las personas con agorafobia también pueden experimentar los síntomas físicos de los ataques de pánico, tales como: dolor en el pecho o malestar, mareo, taquicardias, dificultad para respirar, temblor, malestar estomacal, náuseas y diarrea…

¿Posible tratamientos?


La agorafobia suele tratarse con una combinación de medicamentos y psicoterapia. La psicoterapia implica trabajar con un terapeuta con el fin de reducir los síntomas de ansiedad y hacer que la persona mejore y llegue a controlar sus emociones

Una de las formas más comunes y eficaces de psicoterapia para los trastornos de ansiedad es la terapia cognitivo-conductual.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información