Acantosis Pigmentaria

Es una enfermedad de la piel caracterizada por zonas de oscuridad, decoloración aterciopelada y pliegues. La piel afectada puede llegar a ser más gruesa y puede oler mal. Muy a menudo, la acantosis afecta a axilas, ingle y cuello.Estos cambios en la piel por lo general se presentan en personas que son obesas o que tienen diabetes. Los niños que desarrollan la enfermedad están en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Más raramente, la acantosis puede ser una señal de advertencia de un tumor canceroso en un órgano interno, como el estómago o el hígado.

La acantosis es más común en personas de piel oscura y gruesa. No hay tratamiento específico para esta enfermedad. El tratamiento de afecciones subyacentes puede restaurar algo del color y textura normal a las zonas afectadas de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la Acantosis Pigmentaria?


Los cambios en la piel son los signos más característicos de esta afección. Se dará cuenta de que la piel empieza a tornarse oscura, aterciopelada en los pliegues corporales, normalmente en las axilas, la ingle y el cuello.

Los cambios en la piel aparecen lentamente, a veces durante meses o años. La piel afectada también puede oler mal o picar.

¿Posibles causas?


La acantosis pigmentaria se ha asociado con:

  • Resistencia a la insulina. La mayoría de las personas que tienen esta enfermedad también se han vuelto resistentes a la insulina, una hormona secretada por el páncreas que permite a su cuerpo procesar el azúcar. La resistencia a la insulina es lo que finalmente causa la diabetes tipo 2.
  • Obesidad. La mayoría de las personas que desarrollan acantosis tienen sobrepeso u obesidad, que es un fuerte factor de riesgo para el desarrollo de resistencia a la insulina.
  • Trastornos hormonales. La patología se produce a menudo en personas que tienen trastornos como quistes de ovario, tiroides hipoactiva o problemas con las glándulas suprarrenales.
  • Ciertos medicamentos. Los medicamentos como los anticonceptivos y los corticosteroides orales, como la prednisona, pueden causar acantosis - al igual que las dosis altas de niacina.
  • Cáncer. También a veces se produce cuando un tumor canceroso comienza a crecer en un órgano interno, tal como el estómago, colon o hígado.
Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información