Tos

La Tos es una reacción habitual del cuerpo fundamental para mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas. Producida en exceso puede implicar una enfermedad o un trastorno.Podemos establecer una diferencia entre las toses secas y productivas. Una tos productiva es la que segrega en su ejecución moco, flema o esputo. Además la tos puede ser aguda o crónica: la tos aguda, por lo general, comienza de manera repentina y a menudo a causa de un resfriado, una gripe o una infección sinusal. Puede ser, por otro lado, aguda o crónica, comenzar repentinamente y desaparecer en semanas o alargarse indefinidamente.  

¿Cuáles son las causas de la TOS?


La tos puede estar causada por alergias relacionadas con la nariz o bien con los senos paranasales, por asma o bronquitis crónica, esta última con especial gravedad en pacientes en edad adulta.  También puede ser debido al resfriado común o gripe, o por infecciones pulmonares como neumonía, bronquitis o la enfermedad de la sinusitis.

¿Cuándo es conveniente visitar a un especialista?


Es necesaria una visita inmediata en caso de que experimente respiración entrecortada o dificultad en la respiración, así como ronchas o hinchazón facial con dificultad para tragar. Además si el paciente es enfermo de cardiopatía, tuerculosis, tiene fiebre, flema espesa o tos violenta, la visita al especialista debe hacerse con inminencia.

¿Posibles tratamientos de la TOS?


Lo más recomendable es tomar mucho líquido que ayude a diluir el moco en la garganta y facilite la expectoración. Consulte en cualquier caso con el medico antes de comenzar o detener cualquier tratamiento.

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar Más información